No midas tu salud en el número de una báscula

-

Sofía Dominguez Peña
Gmix-soft • Imagen y texto

Cuando estás en un proceso de pérdida de peso, una de las mejores sensaciones y la que más motiva a seguir es el momento en el que te pesas y has bajado de peso, y cuánto más, mejor.

Sin embargo ¡NO TODO ES TU PESO! el objetivo principal debería enfocarse en estar SALUDABLES; la realidad es que las personas que establecen como objetivo único la pérdida de peso y cuanto se puede adelgazar, tienden a abandonar el proceso más pronto de lo previsto.

¿Cuál es la razón?

Existen muchos factores que pueden alterar ese número. Por ejemplo, el estrés, el horario en el que te peses, retención de líquidos, entre muchos otros factores. 

Afortunadamente, hay muchas otras formas para medir tu progreso y de mejorar tu salud, algunos de ellos son:                                                                             

          ·         Dormir de 7 a 8 horarias diarias

            ·         Tomar agua natural 2L

  •           Realizar actividad física 30 min de 3 a 5 días a la          semana. Con esto puedes ir observando que cada       vez te es más sencillo y menos cansado, de esta   manera vas aumento tiempo o la intensidad.

           ·       Realizar un ejercicio nuevo que te rete cada semana.

           ·         Medir tu progreso con tu ropa o con fotografías.

 

Es la suma de pequeñas metas alcanzables, medibles, realizables y que te permiten crear un hábito para bien. Eventualmente te llevaran a cambios físicos, pero también emocionales.

“Cuando la motivación desaparece la disciplina permanece”

  1. No te olvides que existen muchas formas de medir el progreso y de confirmar que lo que estás haciendo te está acercando poco a poco a tu objetivo, disfruta tu proceso.