Que snack comer entre comidas y mantener tu figura

Sofía Dominguez Peña

            Los nutriólogos recomendamos consumir cinco comidas al día, las tres principales (desayuno, comida y cena) y dos refrigerios entre cada una de ellas, uno entre el desayuno y la comida, así como otro más entre la comida y la cena.

            La colación o refrigerio es un alimento ligero con poca grasa y con menos del 10% (160- 200 kcal) del total de calorías que se consumen en el día.

            Barritas de cereales sin azúcares añadidos

            •          Barritas de amaranto

            •          Palanquetas (la mitad o una pequeña)

            Frutos secos y granos

            •          Cacahuete

            •          Nueces

            •          Almendras

            •          Pistache

            •       Maíz tostado

            •          Pepitas  

            Fruta natural y fruta seca

            •          Arándanos

            •          Mango deshidratado

            •         Jícama/ jícama deshidratada

            •          Jamaica deshidratada  

            •          Manzanas/ manzanas deshidratadas

            Chocolate negro

            •          Elegir entre 70 a 90% de cacao de preferencia sin azúcar, ya que el chocolate con leche por ejemplo tiende a incrementar su grasa y azúcar

            Elegir bien lo que comemos entre horas resulta fundamental tanto para nuestra dieta como para nuestra salud general. Un snack no tiene por qué ser un alimento inadecuado, también puede ser una porción de comida saludable servida en pequeñas raciones.

            Una gran cantidad de los alimentos mencionados con anterioridad están considerados como ALIMENTOS DEL FUTURO una excelente opción para cuidar nuestra figura, pero principalmente nutrir nuestro cuerpo.

              

            Gmix-soft - Prueba 1 a tres columnas

            Beneficios de consumir refrigerios están:

            • Mantiene nuestro metabolismo activo.

            • Ayuda en el control de peso. 

            • Ayuda a llegar a la siguiente comida sin tanta hambre. 

            • Contribuye a mantener los niveles de glucosa y colesterol estables.

            • Disminuye la ansiedad.