LA ALMENDRA Y SUS BENEFICIOS

Un alimento benéfico en la salud cardiovascular y la alimentación del ser humano.

Ventas Granut Mix

El cultivo de la almendra (Pyrus communis), un alimento ahora reconocido por sus propiedades y beneficios sobre la salud, tiene sus orígenes en la misma cuna de la civilización, hace más de cinco milenios, cuando los habitantes de la antigua Persia y Mesopotamia comenzaron a cultivar variedades dulces.

Se cree que fueron los fenicios, un pueblo que tenía una especial veneración por este fruto seco, quienes la introdujeron en España a través de las rutas marítimas del Mediterráneo.

PROPIEDADES DE LA ALMENDRA

         RICAS EN PROTEÍNAS

Con sus casi 20 gramos de proteínas por cada 100 gramos, las almendras son una buena fuente de aminoácidos esenciales. Estos se encuentran en una proporción bastante adecuada para las necesidades específicas del cuerpo humano.

        ENERGÍA DE LA MEJOR CALIDAD

Su aportación en hidratos de carbono (9,3%) no es muy significativa, pero resulta interesante cuando se tiene en cuenta que la mayor parte de esos glúcidos son de absorción lenta.

Por esta razón la almendra posee un índice glucémico bajo y es tolerada por los diabéticos.

         GRASAS SALUDABLES

La característica más destacable de este alimento es su riqueza en grasa. El 54% de peso de la almendra seca se debe a su contenido en ácidos grasos, cuyo tipo responde al patrón más saludable: el 65% son monoinsaturadas, como las del aceite de oliva, el 26% poliinsaturadas y solo una pequeña parte (menos del 10%) son grasas saturadas.

     CALCIO Y OTROS MINERALES EN ABUNDANCIA

Una ración de 30 gramos de almendras cubre el 9% de las necesidades diarias de calcio (el doble que la leche en el mismo peso).

Asimismo, esos 30 gramos de almendras proporcionan al organismo el 15% del magnesio necesario al día y el 17% del fósforo.  

La misma cantidad también cubre el 11% de las necesidades diarias de manganeso, el 4% de las de cinc y en torno al 10% de las necesidades de hierro.

  •    VITAMINA E ANTIOXIDANTE

Otra de las propiedades de las almendras es su poder antioxidante. Buena parte de este efecto se debe a la vitamina E: 30 gramos cubren nada menos que el 63% de las necesidades diarias. Se trata de una vitamina liposoluble capaz de inhibir la oxidación de las grasas.

La potencia antioxidante de la almendra también se ve favorecida por su contenido en flavonoides como la quercetina, un antiinflamatorio utilizado como suplemento en el tratamiento natural de las alergias.

Otras vitaminas presentes en las almendras son las del grupo B, especialmente de riboflavina o vitamina B2. Esta es esencial para la integridad de la piel y las mucosas, y de forma especial para la córnea: resulta imprescindible para gozar de una buena visión.


 

                BENEFICIOS DE LA ALMENDRA EN EL CORAZÓN

Las grasas no saturadas de la almendra constituyen un verdadero bálsamo para el corazón.

Esta saludable proporción de sus grasas, semejante a la del aceite de oliva, tiene la virtud de disminuir el colesterol LDL “malo” y favorecer el aumento del colesterol HDL, que ayuda a prevenir los accidentes cardiovasculares.

Científicos han descubierto que el consumo de almendras puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón porque mantiene los vasos sanguíneos en buen estado de salud.

En una investigación realizada en la Universidad de Aston en Birmingham (Reino Unido), se constató más concretamente que las almendras aumentan significativamente la cantidad de antioxidantes en el torrente sanguíneo, reducen la presión arterial y mejoran el flujo sanguíneo.

El estudio fue dirigido por la profesora Helen Griffiths, Decana de la School of Life and Health Sciences de dicha Universidad.

Ella y su equipo probaron los efectos de una dieta enriquecida con almendras a corto plazo en hombres jóvenes y de mediana edad sanos, así como en un grupo de hombres jóvenes con factores de riesgo cardiovasculares, como una presión arterial alta o exceso de peso.

Una parte de estos hombres -el grupo de control- comieron lo que comían normalmente, mientras otra parte de ellos consumía 50 gramos de almendras cada día, durante un mes.

Al final de este periodo, el grupo que comió una dieta enriquecida con almendras presentó niveles más altos de antioxidantes (alfa-tocoferol) en su torrente sanguíneo, así como un flujo sanguíneo y una presión arterial mejoradas. Estos factores pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

CONCLUSIÓN

En términos generales, los especialistas recomiendan que, para mantener una buena salud cardiaca, se coman principalmente frutas, verduras, cereales, carnes magras y pescado. Asimismo, aconsejan reducir el consumo de grasa y colesterol (abundante en carnes rojas grasas, leche entera, quesos o huevos, entre otros alimentos).

En Granut Mix, contamos con una gran variedad de snacks, ideales para cuidar tu cuerpo al ser  100% naturales, sin conservadores ni aditivos.
La almendra es uno de los ingredientes principales en nuestros mixes. ya que sabemos la importancia que tiene este en la alimentación del ser humano y como es benéfico para la salud cardiovascular de las familias mexicanas.

 

 

REFERENCIAS:

K. Choudhury , J. Clark y H. R. Griffiths. An almond-enriched diet increases plasma α-tocopherol and improves vascular function but does not affect oxidative stress markers or lipid levels. Free Radical Research (2014). DOI: 10.3109/10715762.2014.896458.

https://www.cuerpomente.com/guia-alimentos/almendras